jueves, 10 de septiembre de 2015

miércoles, 9 de septiembre de 2015

La última resistencia del frío

La última resistencia del frío está siendo casi implacable. Vino a dar el tiro de gracia, aunque muy desinteresadamente. Lo hizo sin balas: sólo flexionando índice y pulgar logró ese movimiento en el que la fuerza contenida del primero deslizándose por la yema de este último pega un tincazo y tumba al maniquí miniatura que soy en la escena que imagino, para dejarme caer del cordón a la calle justo cuando pasa un auto.

Ruido de huesitos rotos. Ay! El frío.

lunes, 7 de septiembre de 2015

Observaciones sobre un resfrío

Esto de no poder respirar no me está interesando en absoluto. Menos aún si la garganta se cierra también. Probablemente es una trampa, porque el viernes por la madrugada yo vomitaba la cena y sólo restaba abandonar un cuerpo al lado del río. Ahora el cuerpo soy yo. Lleno de mocos.