viernes, 31 de julio de 2015

Adoquines

Ves, me armé un camino de adoquines.
Es casi tan incómodo como asistir a esa fiesta.
El cerebro salta, se mueve, las ideas se estremecen.

Ves, me armé una fiesta de adoquines.
Es casi tan incómodo como asistir a ese camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario