domingo, 24 de mayo de 2015

Dos tópicos.

Ay pero qué mal que la estoy pasando. Me digo que voy a hacer un post largo. Me digo que a quién le importa esta... purgapúblicasinsentido. Quizás porque si lo escribo, lo publico, lo tengo catalogado y fácilmente accisible a mi y a otros, esa otredad se constituye fuerte y me moldea persona? "Qué importantes son los otros". Ya lo sabés, sí. Pero digo que qué importantes son los otros, más de lo que siempre te diste cuenta. Mucho más.

No sé a dónde esta yendo esto.

Escribime. Sí, vos. Escribime. ¿Y si esto se lo estoy diciendo a otro que no sos vos? Apa! No todo es tan seguro en esta tierra, mi queridísimo. Justicia sería. Pero, ¿es eso factible?

De todas formas yo venía acá a decir otra cosa. Venía a hablar de las dudas. Y a escupir acá la impaciencia. Y hablar del deseo de estirar el tiempo y de las cosas bien hechas. El tiempo, linda cosa. The arrow of time y todo este trabajo sin hacer... The arrow of time que siempre va para adelante, decían el otro día en el documental ese. Y que si se manifestara la capacidad de los hechos de ir hacia adelante y hacia atrás a la vez, como la física demuestra que es posible, todo estaría quieto. Entonces, ¿cómo hacemos para que el tiempo vaya para atrás y vos te quedes para siempre en mi cama?

Estoy haciendo la prueba, imaginando, que esta es otra época. Me sirve para calmar. Me sirve para pensar. Me sirve para decir "A ver qué se siente vivir un amor analógico", en el que no sé nada de vos hace un millón de años o más, según mi percepción ahora. (Esto se siente tan raro como inconducente).

Mientras tanto escucho horrible, y cosas horribles. Y digo que yo también voy a ser la grandota boluda algún día. Pero voy a ser en serio. Nos robaron la infancia. Era todo una trampa.

Creo que mejor me voy a cocinar, antes que horrible, algún día, tiempo, dudas, los otros y vos me morfen el cerebro.

2 comentarios:

  1. Ay! Eso (así solo, porque no sé que más decir a partir de este pequeño remolino de pensamientos que me generaste)

    ResponderEliminar
  2. Yo escribo acá para tener la sensación que tenía cuando escribía acá, cuando recién terminaba de publicar un post, y entraba 30 segundos después al blog a ver si tenía algún comentario, por más que nunca tenía ningún comentario, y que me gustara eso

    ResponderEliminar