viernes, 7 de marzo de 2014

Sueltos a la hora de no dormir

Que esta comunicación es bidireccional. Que el cuerpo también se resiste a los cambios de la mente. Que algunas cosas que digo hacen eco, o se encarnan, "encerebran". Que para no dejarme duda, aquella vez, ellos se encargaron de confirmarse a futuro, de presentarse incuestionables, de destrozar el tiempo y el espacio. Que esta calma es del todo nueva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario