jueves, 6 de febrero de 2014

Menos

Hace frío y por eso me estaba bañando con agua caliente. De repente, el agua fue fría. Terminé con la tarea en un tiempo no estipulado. Salí con piel de gallina y los labios morados. Después fui a la cocina. Alguien había dejado bajo un chorro de agua caliente un cacho de carne descongelando...

Soy menos que un cacho de carne.

1 comentario: