lunes, 1 de diciembre de 2014

Secretos de estado

Yo sé lo que pasa... Son una serie de cosas. Bastante mezcladas.

Tanto-todo-super-todo satisfecho. Tanto-tan-grande-lleno cumplido el deseo.
Que no queda lugar para ni uno más. Porque "a veces tenés la sensación de que nada te conmueve". Porque pensás que "nada te hace feliz lo suficiente". Porque cada logro, meta cumplida, da un placer que cubre-endulza-recubre-glaseando, un corto -cortísimo- rato...

El vaso está demasiado lleno. Tu panza está demasiado llena. Satisfecho-insatisfecho estás buscando provocar una tragedia, a ver si con eso llora, a ver si con eso tiembla, tu alma.

Corre el tiempo y todas las posibilidades están siendo pensadas. Al unísono. Todos los presentes paralelos están siendo sospechados. Y podré decir que no podía señalar cuál, pero sí sabía, que uno de esos era tu "problema". Que uno de esos era MI problema. 





domingo, 30 de noviembre de 2014

Asunción

Yo sé que me voy a haber ido de esta casa sin que un montón de cosas hayan encontrado su lugar.

jueves, 27 de noviembre de 2014

Futuro

"La soberanía reside en la resultante y limitada independencia de la imposibilidad de calcular el futuro, y sus límites son los mismos que los inherentes a la propia facultad de hacer y mantener promesas. La soberanía de un grupo de gente que se mantiene unido, no por una voluntad idéntica que de algún modo mágico les inspire, sino por un acordado propósito para el que sólo son válidas y vinculantes las promesas, muestra claramente su indiscutible superioridad sobre los que son completamente libres, sin sujeción a ninguna promesa y carentes de un propósito. Esta superioridad deriva de la capacidad para disponer del futuro como si fuera el presente, es decir, la enorme y en verdad milagrosa ampliación de la propia dimensión en la que el poder puede ser efectivo. Nietzsche vio en la facultad de las promesas (la "memoria de la voluntad", como la llamó) la distinción misma que deslinda la vida humana de la animal."

ARENDT, Hannah. "La imposibilidad de predecir y el poder de la promesa" en La Condición Humana, capítulo 5.

jueves, 6 de noviembre de 2014

Caja de cambios

Estoy cansada de que la gente hable
giladas sin sentido
y este no es el mundo real.
Entonces cualquiera puede ser
una mentira rotunda
o una mentira adornada
Por ende estoy acá
en un living comedor
y no entiendo qué suena en la casa
y no entiendo
qué carajo hago.
Confío en que somos
esencialmente
lo mismo?
Confío en la inocencia?
No lo sabés pero
yo ya estoy en punto muerto:
y todo está en tus manos.

lunes, 27 de octubre de 2014

Pensamiento matutino

Me estoy deprimiendo. Hace calor ya. En los días que no estuve cambió el tiempo y la posición del sol, y ahora mi casa es un horno super iluminado

domingo, 26 de octubre de 2014

El fin

Abrís la puerta
acabás de llegar
una vez más y sabés
    que estamos
          errando

No va a funcionar

Esta máquina pensada
para la autodestrucción
que sigue y sigue
persigue su fin.


martes, 2 de septiembre de 2014

Pero

Llorar. Pero de felicidad.
Eso sí que es cosa buena.
Y más aún, cuando es por nada.
Y es por todo.

sábado, 23 de agosto de 2014

martes, 12 de agosto de 2014

lunes, 28 de julio de 2014

El viaje a Los Cardales

No es normal
esta emoción constante
por plantaciones de naranjos.
Que las notas te sacudan,
que un cielo demasiado celeste
te deje herido a la intemperie.

La idea es que nunca, nunca, nunca
puedas conservar
el agua en movimiento detras de las patas de dos caballos,
la inundación
y el contraluz al atardecer.

Cae el sol...
Ahí viene otro día.

jueves, 3 de julio de 2014

La cascada

Todos los contratos se han vencido y ahora las palabras pesan y yo pienso por qué no querrías. Por qué no? Si yo quiero.
Demasiado segura de mí, demasiado insegura de vos. Dejame... tomar... decisiones. Decisiones. Dejame... estar. Bajo este agua para nadar.
Todos los horarios me han vencido y ahora las ausencias pesan y yo pienso por qué no querrías. Por qué no? Si yo quiero.

martes, 24 de junio de 2014

Circense

Tengo la boca del lado del corazón
Lastimada
Por las palabras que no digo
Por vos

Por las vueltas reafirmaciones
Vueltas otra vez
Tus piruetas en el aire
Y la cuerda floja
Que terminará por ahorcarme.

miércoles, 11 de junio de 2014

Tragedia IX

Que la razón no esté de acuerdo con la decisión que ha tomado otra parte del cerebro.

martes, 10 de junio de 2014

Sabiduría sobre incendios

Respiraciones cortas que hacen que no duerma. Tu fantasma y el de ella. Tus ofertas a la distancia. Mis insomnios a la distancia. La distancia sola, lo que nos queda.
Todo el tiempo, ido. Ahora son los recuerdos estallando en el aire y a la vez. La vuelta a cero. Y menos uno también. Porque en la prehistoria supe esuchar al cuerpo. Luego sobrevino la sordera, hasta que el cuerpo gritó y hoy todos mis intentos por volver a órbita son en vano.
Vos me sacaste y me diste todos esos nuevos y brillantes puntos de apoyo, relucientes como las mentiras.
Cuando el tiempo haga espacio será hora de volver. A mí. En mí.

sábado, 7 de junio de 2014

En esta guerra

Todas tus armas
no me sorprenden.
Sos como yo.
Es un empate.

viernes, 2 de mayo de 2014

Siempre presente

Tengamos siempre presente: es mucho más difícil matarse que vivir.

miércoles, 30 de abril de 2014

martes, 29 de abril de 2014

Necesidades

P: - La gente no necesita saber tanto.
J: - Pero yo necesito suplicar perdón.

miércoles, 23 de abril de 2014

lunes, 21 de abril de 2014

Convertirá

La bola de nervios algún día se convertirá en mariposa.

viernes, 11 de abril de 2014

Mortal/natal

Hay un acá, hay un allá. Hay algo descomunal de un lado y el otro. Sin embargo, algo nos amalgama. De este lado, nuestra extraña forma de tender los puentes. Trabajo de hormiga. Mensajes subliminales. Tortura china. Dosis imperceptibles. Novelas por entrega. Goteo mortal. Oxitocina. Musical. Restauración secular... Ni te das cuenta, y ahí estamos: en el living de tu casa, en tu cama, en el gimnasio, en tu cabeza caminando. Y te hacemos sentir. O te cambiamos las ideas.



lunes, 31 de marzo de 2014

Cosas terribles pueden suceder

Cosas terribles pueden suceder cuando abandones todas las trampas de la isla. Cosas terribles pueden suceder porque te encariñaste con tus propias trampas para la supervivencia.
Y si el medio ya no es hostil y ya no hay trampas que tender(se), ¿quién vas a ser?
¿Y si el MIEDO ya no es hostil?






jueves, 27 de marzo de 2014

Matando yoes

"Con Gurdjieff, llegábamos a la conciencia de lo que sigue: "El hombre, tal como lo conocemos, el hombre al que estamos acostumbrados: yo mismo, la mujer a quien quiero, mi padre, mi amigo, Goethe, o Francois Mauriac, el vigilante de la esquina, mi almacenero —el hombre, en fin—, no tiene un yo permanente y único. Su 'yo' —lo que él llama abusivamente su 'yo'— cambia tan pronto como sus pensamientos, sus sentimientos, sus humores, y comete un error fundamental cuando se considera como si fuera siempre una sola y misma persona. En realidad, es continuamente una persona diferente, no es nunca aquel que fue un segundo antes. Cada pensamiento, cada humor, cada deseo, dice yo. Y cada vez se cree que ese yo pertenece al todo del hombre. Ahora bien, el todo del hombre no se expresa jamás, en nuestra vida común, por la simple razón de que no existe como tal.
Este yo falaz, estas manifestaciones de la personalidad, como decimos en nuestra psicología convencional, no pertenecen al todo del hombre. Su conjunto no constituye el todo del hombre. Un conjunto de mentiras no constituye una verdad. Lo que soy en el instante, lo que era ayer, lo que seré mañana, y así sucesivamente desde mi nacimiento hasta mi muerte, todos estos yo no se reúnen para componer, para formar mi verdadero yo. Mi verdadero yo está en otra parte. Yo es otro. Todos estos yo sólo se me dan para invitarme a creer que existo realmente. Se me dan para que adquiera la conciencia de su carácter falaz. Se me dan para que los mate uno tras otro, para que ejerza contra ellos mi voluntad de ser realmente, para que los aniquile a fin de que, detrás de ellos, aparezca poco a poco mi yo verdadero, a fin de que el todo de mí sea revelado progresivamente durante la batalla. En la lucha que sostengo contra esos yo sucesivos, se forma poco a poco una sustancia que es la sustancia misma de mi verdadero yo, radicalmente diferente de esos yo de los que se cree generalmente que son elementos de la personalidad. Mí personalidad es el producto de la lucha contra esos yo, un rechazo constante de esos supuestos elementos de mi personalidad. Esos yo sucesivos y engañadores no son consustanciales con mi verdadero yo, no son de la madera con que se hace el verdadero yo. Y sin embargo, ellos existen, evidentemente. No puedo decir que no existen. Durand triste, Durand que desea, Durand que se acuerda, Durand de buen humor, Durand inspirado, etc., existe. Pero no existe sino como materia de sacrificio. Es necesario que yo sacrifique cada uno de mis yo, que los corte en pedazos, les corte la garganta, a grandes golpes de negación, de rechazo, a grandes golpes de voluntad, es necesario que por medio de un prolongado combate consiga su aniquilamiento, a fin de que se me revele mi verdadero yo, a fin de que se me haga sensible mi todo, a fin de que pueda decir un día: "Yo soy el que es".
El todo del hombre no existe como tal naturalmente. No existe hasta que nosotros mismos no hemos forzado nuestra propia naturaleza para escapar a la multiplicidad de nuestros yo falaces. Si nos internamos en esta vía de conocimiento de nuestro todo, entonces comenzamos a ver a los hombres en relación con este conocimiento de ellos mismos que les falta. Comenzamos a verlos realmente, es decir, a medir la distancia que separa a cada uno de su yo único y permanente. Desde entonces, no puedo escribir "La marquesa tomó el té a las cinco". No hay tal marquesa, hay una danza de todas las marquesas posibles, como de partículas de polvo en un rayo de sol: la marquesa de las cinco menos un minuto; la marquesa de las cinco y un minuto; la marquesa de las cinco en punto; la cual ya no es el yo único y permanente de la marquesa. No hay marquesa simplemente, y si yo escribo "La marquesa tomó el té a las cinco", así, con toda tranquilidad, como seguro de la verdad de lo que escribo, colaboro, atado de pies y manos, al mal, es decir, ayudo a la ilusión en que caen casi todos los hombres de existir realmente, de poseer un yo verdadero."

 PAUWELS, Louis. "Literatura, I" en Gurdjieff. Editorial Hachete. Año 1954.

Una furia

Abajo la vida
Caprichitos
Desenlace trágico
Exilio a la montaña
Basta
Caprichitos
Imprevistos
Alejarse
Alejarse
Alejarse...

domingo, 16 de marzo de 2014

domingo, 9 de marzo de 2014

Quiénes son

Anoche soné que iban a sacrificar a un par de gemelas de unos 8 o 9 años. Una de ellas me hablaba y me decía que no podía ser, que había que impedirlo. Yo no podía hacer nada.

Evidentemente hay algo que sigo sin resolver.

sábado, 8 de marzo de 2014

viernes, 7 de marzo de 2014

Sueltos a la hora de no dormir

Que esta comunicación es bidireccional. Que el cuerpo también se resiste a los cambios de la mente. Que algunas cosas que digo hacen eco, o se encarnan, "encerebran". Que para no dejarme duda, aquella vez, ellos se encargaron de confirmarse a futuro, de presentarse incuestionables, de destrozar el tiempo y el espacio. Que esta calma es del todo nueva.

domingo, 2 de marzo de 2014

Ciudadana

Estuve viviendo en este mundo mucho tiempo en calidad de inmigrante ilegal. Hace poco obtuve la ciudadanía.


jueves, 27 de febrero de 2014

miércoles, 26 de febrero de 2014

Conductismo necesario

- "En la sesión de hoy no podríamos hacer algo más conductista? Tipo que vos me digas directamente algunos tips para no ofender a la gente..." 

martes, 25 de febrero de 2014

lunes, 24 de febrero de 2014

domingo, 23 de febrero de 2014

Todo de todo

"- Mi benefactor decía que, cuando un hombre se embarca en los caminos de la brujería, poco a poco se va dando cuenta de que la vida ordinaria ha quedado atrás para siempre; de que el conocimiento es en verdad algo que da miedo; de que los medios del mundo ordinario ya no le sirven de sostén; y de que si desea sobrevivir debe adoptar una nueva forma de vida. Lo primero que debe hacer, en ese punto, es querer llegar a ser un guerrero, un paso y una decisión muy importantes. La aterradora naturaleza del conocimiento no le permite a uno otra alternativa que la de llegar a ser un guerrero.
Ya cuando el conocimiento se convierte en algo que da miedo, el hombre también se da cuenta de que la muerte es la compañera inseparable que se sienta a su lado en el petate. Cada trocito de conocimiento que se vuelve poder tiene a la muerte como fuerza central. La muerte da el último toque, y lo que la muerte toca se vuelve en verdad poder.
Un hombre que sigue los caminos de la brujería se enfrenta en cada recodo con la aniquilación inminente, y sin poder evitarlo se vuelve terriblemente consciente de su muerte. Sin la conciencia de la muerte no sería más que un hombre común envuelto en actos comunes. Carecería de la potencia necesaria, de la concentración necesaria que transforman en poder mágico nuestro tiempo ordinario sobre la tierra.
De ese modo, para ser un guerrero un hombre debe estar, antes que nada y con justa razón, terriblemente consciente de su propia muerte. Pero preocuparse por la muerte forzaría a cualquiera de nosotros a enfocar su propia persona, y eso es debilitante. De modo que lo otro que uno necesita para ser guerrero es el desapego.La idea de la muerte inminente, en vez de convertirse en obsesión, se convierte en indiferencia.

Don Juan dejó de hablar y me miró. Parecía esperar un comentario.

-¿Entiendes? -preguntó.

Yo entendía lo que había dicho, pero personalmente me resultaba imposible ver cómo podía alguien llegar a un sentido de desapego. Dije que, desde el punto de vista de mi propio aprendizaje, ya había experimentado el momento en que el conocimiento se convertía en algo atemorizante. También podía decir con toda veracidad que ya no encontraba apoyo en las premisas ordinarias de mi vida cotidiana. Y deseaba, o quizá más que desear, necesitaba, vivir como un guerrero.

-Ahora debes despegarte -dijo don Juan.
-¿De qué?
-Despégate de todo.
-Eso es imposible. No quiero ser un ermitaño.
-Ser ermitaño es una entrega y jamás me referí a eso. Un ermitaño no está despegado, pues se abandona voluntariamente a ser ermitaño.
Sólo la idea de la muerte da al hombre el desapego suficiente para que sea incapaz de abandonarse a nada. Sólo la idea de la muerte da al hombre el desapego suficiente para que no pueda negarse nada. Pero un hombre de tal suerte no ansía, porque ha adquirido una lujuria callada por la vida y por todas las cosas de la vida. Sabe que su muerte lo anda cazando y que no le dará tiempo de adherirse a nada, así que prueba, sin ansias, todo de todo.
Un hombre despegado, sabiendo que no tiene posibilidad de poner vallas a su muerte, sólo tiene una cosa que lo respalde: el poder de sus decisiones. Tiene que ser, por así decirlo, el amo de su elección. Debe comprender por completo que su preferencia es su responsabilidad, y una vez que hace su selección no queda tiempo para lamentos ni recriminaciones. Sus decisiones son definitivas, simplemente porque su muerte no le da tiempo de adherirse a nada.
Y así, con la conciencia de su muerte, con desapego y con el poder de sus decisiones, un guerrero arma su vida en forma estratégica. El conocimiento de su muerte lo guía y le da desapego y lujuria callada; el poder de sus decisiones definitivas le permite escoger sin lamentar, y lo que escoge es siempre estratégicamente lo mejor; así cumple con gusto y con eficiencia lujuriosa, todo cuanto tiene que hacer. ¡Cuando un hombre se porta de esa manera puede decirse con justicia que es un guerrero y que ha adquirido paciencia!

Don Juan me preguntó si tenía algo que decir, y señalé que cumplir la tarea que había descrito llevaría toda una vida. Me contestó que yo protestaba demasiado en su presencia, y que él sabía que en mi vida cotidiana me portaba, o al menos trataba de portarme, en términos de guerrero.

-Tienes garras bastante buenas -dijo riendo-. Enséñamelas de vez en cuando. Es buena práctica.

Hice un ademán prensil, gruñendo, y él rió. Después se aclaró la garganta y siguió hablando.

-Cuando un guerrero ha adquirido paciencia, está en camino hacia la voluntad. Sabe cómo esperar. Su muerte se sienta junto a él en su petate, son amigos. Su muerte le aconseja, en formas misteriosas, cómo escoger, cómo vivir estratégicamente. ¡Y el guerrero espera! Yo diría que el guerrero aprende sin apuro porque sabe que está esperando su voluntad; y un día logra hacer algo que por lo común es imposible de ejecutar. A lo mejor ni siquiera advierte su acto extraordinario. Pero conforme sigue ejecutando actos imposibles, o siguen pasándole cosas imposibles, se da cuenta de que una especie de poder está surgiendo. Un poder que sale de su cuerpo conforme progresa en el camino del conocimiento. Al principio es como una comezón en la barriga, o un calor que no puede mitigarse; luego se convierte en un dolor, en un gran malestar. A veces el dolor y el malestar son tan grandes que el guerrero tiene convulsiones durante meses; mientras más duras sean, mejor para él. Un magnifico poder es siempre anunciado por grandes dolores."

CASTANEDA, Carlos. Capítulo 10 de Una realidad aparte.

jueves, 13 de febrero de 2014

Polenta

Martillos afuera golpean
golpean la nueva casa
hay gente en el pasillo
gente de la nueva casa
los que tienen la esperanza renovada
recién mudados
son gente hablando
a una puerta de distancia
y yo ahogo el llanto
porque no es una buena
carta de presentación.

Y lloro y revuelvo,
lloro y revuelvo...
y pienso que también
sería triste que me vieran así
del otro lado
por la ventana
pero no puedo hacer nada.
Lloro y revuelvo
la polenta instantánea que me dice
que me queda un minuto
para terminar de llorar.


(Cuadernos, Julio 2013)

jueves, 6 de febrero de 2014

Menos

Hace frío y por eso me estaba bañando con agua caliente. De repente, el agua fue fría. Terminé con la tarea en un tiempo no estipulado. Salí con piel de gallina y los labios morados. Después fui a la cocina. Alguien había dejado bajo un chorro de agua caliente un cacho de carne descongelando...

Soy menos que un cacho de carne.

Ser tumba

La lluvia ácida te va a bañar
el cerebro a la intemperie
y te va a meter
una realidad paralela e imposible
como que la maldad deliberada no es cierta
como que el amor para siempre existe.
Especulé con la posibilidad
de quedarme a vivir allá
pero no se puede
no se aplica.
Dejame con lo volátil
dejame ser tumba
y que todo lo que dije no se repita.

jueves, 30 de enero de 2014

Un mundo de sensaciones

Siento que mi cerebro es una pasa de uva.

Invisionario

Esto va a ser así:
Ahora te va a doler la panza,
te va a arder un poco el pecho y la garganta,
pero todo pasa.

Esto va a ser así:
Vas a tener que aguantarte las ganas,
y te vas a lamentar
por los sueños derramados.

(Te dije que iba a doler,
te dije que tuvieras paciencia)

Esto va a ser así:
En cuestión de horas, días, noches
esto va a cobrar sentido
esto va a cobrar sentido
esto va a cobrar sentido.
Y en una semana
va a importar poco y nada.

...

Esto no fue así.

1ro de enero

Por qué
te pregunté
cómo
cómo llegaste ahí?

Ahora vuelvo de la guerra

Viste
lo que yo vi?

Ahora todo es
dios y demonios...

Ahora todo es...

viernes, 24 de enero de 2014

Del día

Yacer, fetal, debajo de la tormenta. La confusión es tal, que sólo la luz de los rayos.

viernes, 17 de enero de 2014

Un Hoy

Hoy después de comer descubrí las costuras mis brazos: Están en el antebrazo, del lado interno. Pensé que adentro podía llegar a haber millones de hilos plateados luminosos e infinitos que llegaran a abrazarte y me fui a dormir. Soñé con vos por vez número 29. Cambiabas las sílabas de lugar. Me decías una línea, nada más, "Vade retro" pero al revés. Y no eran esas palabras. Me decías bienvenida otra vez, y yo respondía "Oh! Mi conjura cósmica!" con toda la emoción del mundo, sabiéndo que recuperábamos los rieles. Entonces me desperté agotada, con los brazos entumecidos, y maldije mi suerte por vez número 258.

viernes, 10 de enero de 2014

lunes, 6 de enero de 2014

Me persigue

Pensar días y días en desconcierto, derconcertada, desconcierta, desconcierto, desconcertar, desconcierto, desconcertada, desconcierto, desconcierta, desconcierto...

Desconcierto: D-E-S-C-O-N-C-I-E-R-T-O. "Desconcierto". Escribirla y finalmente darse cuenta: Hay que concertarse.

domingo, 5 de enero de 2014

Radiografía

Porque si hago algo verdadero, alguien lo notará. Porque si esto es verdadero, alguien lo sentirá. Vamos solos juntos. Viajemos solos, juntos. No quiero una poesía. No quiero esta forma. No. Agujero negro. Agujero negro. Me tragué el pasado/presente/futuro y ahora son todo un a sola cosa: Pasadopresentefuturo. Ayuda. Tengo miedo. (Alguien que venga y me cague un tiro en la frente.) Amé la vida, pero pará con los estímulos. PARÁ!!! Yo no puedo manejar todo esto. Todo tanto, caudaloso. Yo te quiero. Sin saber lo que significa eso. Ahí está la puerta. Ahí está la puerta. Suena música del otro lado. La escuchas? Vos también la escuchás? Vení conmigo. Es divina. Te aseguro que es divina. Emigremos. Del odio y del amor. Más allá. Esto está más allá. Tenían todo, sí. Ellos tenían todo. Nosotros somos los desgraciados. Por qué nos cuesta tanto aprender? Quisiera que te llegue esto, por el aire, a kilómetros de distancia. Puedo receptar también, a kilómetros de distancia. Y sé que puedo ver... las caras. Las caras. Demonios. Y no sé si destruirlas o darles las gracias. No sé si destruirlas o darles las gracias. A las palabras. La gracia. La gracia de las palabras es... un chiste. Un mal juego. Un intento falso, que no alcanza y sobra a la vez.

Circular

La 5ta herida narcicista es, de nuevo, la existencia de Dios.

miércoles, 1 de enero de 2014

Realidad

La realidad es una construcción colectiva: A veces, uno tiene que hacer lo que tiene que hacer; pero si el otro no quiere, es que uno estaba un poco equivocado.

Casa

Taaaan difícil puede ser llegar a casa?