miércoles, 13 de noviembre de 2013

Tragedia III

La calidad y magnitud de ciertas revelaciones es directamente proporcional a la velocidad con que uno se las olvida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario