sábado, 23 de noviembre de 2013

La peregrinación

Finalmente la retirada
del agua que deja la playa.
Quiero que vuelva
quiero que vuelva.
Fue hermoso
y ahora este barro, se agrieta.

El agua que alimentaba las flores, se fue.
Es toda una peregrinación de abejas la que se va
la que veo desde acá, inmovil, paralizada.
Siento que perdí de todo
y que en la noche todo era verde,
pero amaneció y vi
el verdadero color de las cosas
que no tenían sangre.

Entonces
es tiempo de aprender a sobrevivir en el desierto.
Entonces, ¿es tiempo...?
Tus danzas de la lluvia
ya no surten efecto.




No hay comentarios:

Publicar un comentario