viernes, 21 de octubre de 2011

Convertir o no convertir...

¿Convertimos esto en algo serio? Interpelo así porque de verdad dudo y necesito ayuda. Son estas cosas que pasan en la vida postmoderna con las identidades virtuales, vio? Bah, no sé si virtuales, mejor "online". Lo que sucede es que "primalimon" se ha ido convirtiendo en mí, o yo en ella... como sea, digamos que somos la misma cosa. Y con esto se presenta un problema.

Acá se cuentan cosas que, paradójicamente, no deberían ser contadas, o por lo menos apostaban al anonimato (nada muy grave, pero por ahí me tildan de "exhibicionista emocional"), y la cosa es bastante chota porque me he vuelto una persona inserta en el mundo laboral. Esto particularmente jode porque mi ámbito es Internet y no tengo ganas de que me googleen y encuentren esto. (Por cierto, tengo un posicionamiento de la puta madre)... (con lo que podría hacer algún chiste del tipo "la buena noticia es que... la mala noticia IDEM")... (mi novio dice que es porque es Blogger y Google le hace la gamba, pero yo prefiero creer que también tiene que ver con mi esmero).

Por otro lado (y principalmente a esto venía con este post), tengo ganas de empezar a publicar "cosas serias". Tengo una listita de prioridades/ideas/textosmentales para escribir pero no encuentro algo que me identifique más que "primalimon". Tampoco sé si realmente tengo ganas de encontrarlo, o de crear una nueva (id)entidad para tal fin. A su vez, Blogger me gusta más que Wordpress o Tumblr.

Me queda entonces la posibilidad de "despublicar" varias cosas de acá para "limpiar mi imagen" (suena re trágico!) e ir convirtiendo esto en otra cosa (aunque siempre habrá espacio en el corazón de este blog reservado al delirio) o borrar todo al carajo. En fin, una vez más, paseando entre el exhibicionismo emocional y el exhibicionismo psicológico. Por lo menos quiero que sepan que me lo planteé.