viernes, 21 de octubre de 2011

Convertir o no convertir...

¿Convertimos esto en algo serio? Interpelo así porque de verdad dudo y necesito ayuda. Son estas cosas que pasan en la vida postmoderna con las identidades virtuales, vio? Bah, no sé si virtuales, mejor "online". Lo que sucede es que "primalimon" se ha ido convirtiendo en mí, o yo en ella... como sea, digamos que somos la misma cosa. Y con esto se presenta un problema.

Acá se cuentan cosas que, paradójicamente, no deberían ser contadas, o por lo menos apostaban al anonimato (nada muy grave, pero por ahí me tildan de "exhibicionista emocional"), y la cosa es bastante chota porque me he vuelto una persona inserta en el mundo laboral. Esto particularmente jode porque mi ámbito es Internet y no tengo ganas de que me googleen y encuentren esto. (Por cierto, tengo un posicionamiento de la puta madre)... (con lo que podría hacer algún chiste del tipo "la buena noticia es que... la mala noticia IDEM")... (mi novio dice que es porque es Blogger y Google le hace la gamba, pero yo prefiero creer que también tiene que ver con mi esmero).

Por otro lado (y principalmente a esto venía con este post), tengo ganas de empezar a publicar "cosas serias". Tengo una listita de prioridades/ideas/textosmentales para escribir pero no encuentro algo que me identifique más que "primalimon". Tampoco sé si realmente tengo ganas de encontrarlo, o de crear una nueva (id)entidad para tal fin. A su vez, Blogger me gusta más que Wordpress o Tumblr.

Me queda entonces la posibilidad de "despublicar" varias cosas de acá para "limpiar mi imagen" (suena re trágico!) e ir convirtiendo esto en otra cosa (aunque siempre habrá espacio en el corazón de este blog reservado al delirio) o borrar todo al carajo. En fin, una vez más, paseando entre el exhibicionismo emocional y el exhibicionismo psicológico. Por lo menos quiero que sepan que me lo planteé.



martes, 2 de agosto de 2011

Cuento barato y pantuflas de lana (01:00 AM)

Estos textos pasan
cuando no tenés a nadie con quién hablar
porque todo lo que vas a decir
va a ser un vómito intraducible
de palabras que dan vueltas
sin digerirse hace semanas
mezcladas con las de hace un rato.


Empecemos con la férrea decisión de volverse a levantar por más que el frío y la náusea voten en contra. Empecemos por preparar mi té favorito. Empecemos por unas pocas palabras para descomprimir la cuestión. Y con todo el laburo que llevó eso, si prestás atención, recién estamos empezando. Hasta aquí el relato coherente. Continuar no le garantiza nada, pero nada eh... o un rato de mierda, si lo piensa demasiado.
----------
Las luces que veo todas las noches desde la ventana cuando me acuesto a veces son muy lindas. Realmente lindas, sobre todo cuando llovió en el día, o cuando hace frío y el aire está limpio, limpio, así como ahora. Pero a veces son tan tristes... Ayer conté 14 rojas titilantes ahí afuera y una especie de principio de incendio acá adentro. (ACÁ). Pienso todavía si el pecado fue la ingenuidad o la soberbia, y sigo sin encontrar respuesta a esa pregunta que lleva casi 8 meses. Pienso en el miedo, lo siento.

Voy a separar las copas en ese estante. Brindan por mí vacías cada vez que el piso vibra, y no me gusta, no sé qué traman, y no voy a dejarlas desear por causas desconocidas. Malditas.

Llego a este punto y es momento de confesar, una vez más, que estoy escribiendo para agotarme. Sí, para cansarme, para no dormirme pensando. Así que capaz que esto se extienda un rato, por lo que te doy la libertad de marcharte para siempre, o volver en otro post, como gustes.

Estoy rodeada de cables. Y de señales. Estoy rodeada de cables y de señales que me atraviesan pero no se llevan ni me traen nada, con lo bien que me vendría! Un par de ideas pido, una solución sencilla como la que encontraron esta tarde esos dos campesinos, fugitivos en mi mente. He aquí una pequeña historia:

Ya no quedaba nada. Sólo un camino, débilmente trazado entre escombros y pedazos de cerámica de un jarrón enorme que contenía una vez un mundo. Era el desierto ahora. "A" venía del norte, sabía que no quedaba nada detrás. Le había tomado años llegar a aparecer en el escenario de esta historia. "B", que venía desde el sur, a lo largo de su viaje sólo había visto destrucción, dolor, y demás cosas y hechos calificables con palabras de mierda sin nada positivo que transmitir. Ambos sabían que la opción que restaba era seguir, siempre seguir, hacia adelante. 
Paradógica y metafóricamente el problema - o - nudo surge en el cruce - que - enrieda a estos dos personajes.¿Podían confiar en que no habría más nada en las direcciones opuestas según el discurso del otro? ¿Este era el máximo de humanidad que podrían encontrar en los alrededores? 
Lo que nosotros de este lado sabemos es un secreto: "A" traía semillas; "B" traía agua. Ninguno de los dos personajes supo esto sobre el otro en ese entonces. Y nosotros no sabremos nunca si decidieron confiar mutuamente y ver crecer algo más por fuera de su egoísmo.


jueves, 14 de julio de 2011

Google sabe dónde vivo

Ya lo de foursquare me parece creepy, eso de que la gente permita que un "servicio" le avise a medio mundo dónde estás... mmm... no me convence. ¿O será que yo todavía me hago la pelotuda y desaparezco de la virtualidad de vez en cuando? Apagar (el celular), silenciar(lo), invisibilizarse (GTalk), indisponerse (chat de Facebook y (el demodé) MSN...).
Bue, igual yo venía solamente a decir que el otro día quise probar la opción de compartir ubicación en Google+, pensando que nah, que no iba a funcionar... Pero sí: me encontró en mi casa, sentada frente a la notebook; sentí que me espiaban por la ventana, que iba a aparecer alguna publicidad de adsense en el comedor. Cerré todo, apagué la computadora y me metí en la cama a ver una película con la frazada hasta los cachetes.

jueves, 23 de junio de 2011

Usted sabe...


Te voy a tratar de usted
y voy a dejar “te” y decir “le”
que usted
se ha comportado como un verdadero sabio.
Usted sí ha sabido en quién confiar.
Usted no confunde la verdad.
Usted sabe a quién no ocultar sus miedos.
Usted sabe a quién acoger y socorrer.
Usted sabe, en definitiva, dónde estar.

Y todo esto dicho
irónicamente, por supuesto.

-----
Escrito en mayo de 2010, oportuno llega al caso.

miércoles, 15 de junio de 2011

Desarma

Qué feo
cuando todo se desarma,
se abre, se desgrana,
en el momento justo
en que desde afuera
te venían a socorrer.


viernes, 6 de mayo de 2011

Tengo

Tengo que conocer a mi cuerpo
antes de que mi cuerpo
se haga el boludo
y no me reconozca.

Autor del dibujo: Mi-Martínez

miércoles, 27 de abril de 2011

I

La gran depresión no es esto.
ni esto.
Es esto,
y no se soluciona con esto,
ni esto.

"Arriba! Te sobra luz!", me dijo...
y yo siento
que me falta espacio.


sábado, 2 de abril de 2011

Pesos pesados


El problema que tenemos
(algunos)
es el de cargar
(pesados) pesos
ideas ideales
en todo
lo que se nos cruza.

Es como un barniz
o una pintura
que le queremos dar
a las cosas simples
que no nos gustan.

Es, sí, definitivamente
una pintura
un "colorcito"
un maquillaje
en kilogramos.

Todo tiene un plus (+!)
todo tiene capas
todo significa
algo
(que te inventaste).

"No sé de dónde lo sacaste!!"
te dicen, y decís
que es así! que es así!!!
y es mentira
es un invento.

Sabés por qué?
Porque
sin saberte equivocado
crees
que algo de eso
te va a dar seguridad.

Y no,
sólo te pesa
para que camines más lento
y más cansado
...
y más solo.

jueves, 17 de marzo de 2011

Su papel

¿Cómo se sale de esta obra? ¿Cómo se sale? ¿De un arrebato? Necesito un arrebato, un gran salto, mover las vías, cambiar de carril, de vuelta al deseo.
Necesito quitar los filtros, abrir la cortina y volver a tener un refugio desde donde mirar a todos sin que nadie me mire.
Pero también necesito... (Me enojo conmigo. ¿Me enojo conmigo? No me enojo conmigo!!!) Pero también necesito: esquivar la confianza inicial, desentusiasmarme, no creer más, no caer más en esta boludez que ya vi que no es para mí.
No me sale y no me rindo, y en el camino pierdo pelo, piel y paciencia: me convierto en un monstruo. El monstruo pierde expectativas, se desarma y se olvida. Vuelve a caer. Vuelve a entrar con su papel.


jueves, 10 de marzo de 2011

miércoles, 9 de marzo de 2011

La bolsa

donde metés
un problema
y otro
y cosas
que se mezclan
y no son
problemas
pero parecen.

La bolsa
donde metés...

dudas.


La bolsa
donde metés
una foto
un cuadro
un espejo
distorsionado
un reflejo
una visión ajena
que no te importa
pero sí te importa
y te duele
y te molesta.


La bolsa
donde metés
tu género
tu sexo
tus ganas
de hacer
y deshacer
de un instante
y ni siquiera
al otro / al otro
te lo comés.

La bolsa
donde metés
A:
tupadretumadretushermanosdesangre y no
a tu amor y desencanto
y a lo que no es para tanto.

La bolsa
donde metés
toda tu energía
a veces se siente basura.

La bolsa...
es una gran bolsa,
you know...

y metés tu voz
y tu música
(y de ahí no salen).

lunes, 7 de marzo de 2011

Playa adentro

Nadie más que vos
te va a redimir de ciertos pecados,
y qué pasaría si
(puede ser que no sea más que...)
yo soy más que un producto de tu locura?
o también
qué pasaría si
tu misión
(puede ser que...)
sea mucho más simple de lo que crees?
Sólo digo, puede ser...
playa adentro,
playa adentro.

lunes, 28 de febrero de 2011

Collage

imágenes
filmes
sonidos
hipertextos

clausura

computadora
lenguaje táctil
digitales
mente
pantalla
cerebro

respuesta
retórica
Einstein
relatividad
otra parte
lo real
realidad
lo falso
cuerpos reales.

viernes, 11 de febrero de 2011

Una orden

El otro día venía caminando por calle San Lorenzo cruzando Oroño, cansada, cabizbaja, pero pensando en tanto y en cómo dejar de pensar en todo, en la ansiedad, y en que ahora sí hay algo que me apura. En eso levanté la vista y rejas de por medio, con un patiecito delante, la Iglesia Evangélica Alemana. Todo calmo. Era otro mundo de ese lado. Pensé: "al final estos se hacen los boludos pero tienen razón...". Mienten, sí, todas las religiones un poco... pero no debe haber nada más tranquilizador y confortante que el hecho de que tu vida dependa un poco menos de vos, y que la esperanza, la rutina, el momento de calma y el desacelere sean una orden. Y que nunca nunca estés solo.
Es el encantamiento del mundo vs. la náusea existencialista.

Foto de juannypg desde su Flickr. http://www.flickr.com/photos/16872979@N06/1996286736/

Más sobre este edificio:

miércoles, 2 de febrero de 2011

De ponerse en situaciones reales

Admiro la integridad de la gente que trabaja y estudia y, además, conserva una vida. No salgo de mi asombro mientras le busco la vuelta a mi caso, porque mí me está extenuando y todavía no empezó lo peor... :S
Lo más gracioso? es cómo llegué a esta situación que, desde cierto punto de vista puramente pragmático, no era absolutamente necesaria. Pero mis otros puntos de vista siempre pudieron más. Habrá que aprender a qué estamos jugando... a qué se juega en la vida y, sobre todo, cómo.
Por ahora hagamos como todo el mundo, que le echa la culpa al verano. Es válido, no?

jueves, 27 de enero de 2011

De preguntas

Vale la pena preguntarse primero "Y por qué haría eso?", antes de tener que preguntarse "En qué me metí...".

Revés

Niego primero
Obvio que después
Veo
O creo que
Ya sé cómo es
Aprender a hacer esto
Pero a veces se ve
Oscuro
Desde acá lejos
El destierro al
Revés.

martes, 25 de enero de 2011

Mientras tanto

El ansioso es la peor víctima. Más aún cuando se vuelve consciente de su condición total. Cuenta CA-DA-MI-NU-TO y cree que la solución radica en tener más medios materiales para aprovechar al máximo su tiempo. Optimización, rendimiento, eficiencia, eficacia, productividad: términos que resuenan como ecos en una cabeza no siempre vacía, pero siempre terca. Términos muy propios de esta época y lado del meridiano.
Y te das cuenta que caíste, pero eso no sería problema de no ser porque caíste peor que el resto. Caíste y te enterraste hasta el cuello comprometiéndote con una empresa que detestabas, con un modelo que aborrecías, como si en algún momento hubieras firmado un pacto con el diablo para... ¿para qué? Y reflexionar no lleva a mucho... No lleva a nada. Ahora a mamarla. Parece que... casi me creo que... estamos obligados al egoísmo, porque mientras tanto, a alguien estamos cagando.

viernes, 21 de enero de 2011

jueves, 13 de enero de 2011

Cómo batirla

El resultado y el procedimiento son el mismo: batirla.
Los ingredientes? Una semana de mierda y un poco de soberbia por todos lados.











martes, 4 de enero de 2011

De usos y virtudes

Ya es evidente que no sirvo para esto. Y lo que más bronca me da es esa fuerza que me lleva una y otra vez a servir incondicionalmente... o condicionalmente? Algo en mí espera siempre algo a cambio?
No sé cómo darme cuenta. No sé si soy yo o los otros que me acechan y convencen.