miércoles, 12 de mayo de 2010

Vergüenzas I (un texto bastante frívolo)

El tiempo no es garantía de casi ninguna cosa. Y yo no estoy dispuesta a pasar una nueva vergüenza, aunque no esté segura de lo que vergüenza significa, aunque sí, creo que es esa ciertamente mi patología más penosa. Qué te dé vergüenza caerte en la calle, tirarte un pedo o salivar sin querer es una cosa, pero que te de vergüenza usar zapatos, vestirte "femenina", cantar, bailar sobria, o demostrar alguna aptitud para "x" cosa resulta inevitablemente un problema. Más todavía, resulta un problema llevar novios a tu casa como si fueran mascotas, o algún comestible con fecha de vencimiento incierta, pero que todos sabemos próxima (y hasta con cierta complicidad en el caso de mi familia). Como el pan ponele... queda implícito que le quedan pocos días, aunque ningún sellito lo diga y el pan ni lo sospeche. Y nosotros nos reímos del pan. Ay, pobre pan. Bueno, todo eso para decir que esa es otra de las vergüenzas que me acosan cuando me doy cuenta que otros consanguíneos son extrapuritanos o algo así, e imagino lo que piensan de mí. De todas formas, sigo sin estar segura de si eso es vergüenza antes, durante o después de los hechos. O si es otra cosa.
Antes de seguir confieso/advierto que todavía estoy tratando de hilar 3 o 4 ideas que venía pensando hace 2 horas y media cuando caminaba para acá, con el fresquito golpeándome la cara y calentándome el corazón. Ya sé que es una falta de respeto abusar verbalmente de la paciencia, pero banquen un par de oraciones inconexas más hasta que se me ocurra cómo ordenar todo este matete mental.
Prosigo. Más de una vez me han halagado por alguna aptitud que no recuerdo (?) y el cuerpo me ha quedado rojo entero. Sí señores, puedo ser el payaso del aula o la reunión sin problemas, porque se trata de un personaje, se trata de salirme de mí. "Pero nooooooo! Cómo me vas a decir algo bueno de mí!!!??? So' loco vo'?????". Ya ahí no me la creo... Qué? Me da vergüenza? Es mi sentido primitivo.
Bueno, con lo de la "femeneidad"... es complejo. O sea, no da que yo me maquille, me ponga un vestido y zapatos cuando el 88% de mis amigos son varones y el 90% del tiempo "socialmente invertido" estoy con ellos, sobre todo considerando que prácticamente no "salgo" y si lo hago los lugares a los que asisto o bien son bastante antro o me "permiten" no hacerlo. También está el invierno eh. Se viene el frío, y eso suscita un poco todas estas ideas pelotudas. Me da frío vestirme así loco! A mi no me llevan en auto a lugares calefaccionados! Quizás por eso es que ya empiezo a "descomprender" (inventate un término cuando tengas ganas...) las vidrieras en esta época del año. Juro que veo y "consumo" con la vista, pero "naaahhh hermano, me cago de frío con eso!"... Aún así, acá se me arma el quilombo porque siempre se puede alegar que yo elijo eso. Bueh, lo de cantar o bailar sin dudas tienen un costado... sexual?, o por lo menos así lo figura mi cabecita de limón sutil.
Che, che, che, che!! Pará! "Qué es todo esto?", diría Spinetta. Qué hago justificándome a mí misma? Cuál es la situación real? Que tengo ganas de lo contrario y no me animo??? Que me da vergüenza??? "Vergüenza es robar", dice mi viejo.
Una explicación muchas veces se parece a una excusa.

14 comentarios:

  1. Jaaaaaaaaaaaaaaa "una explicación muchas veces se parece una excusa". Triste, pero acabás de describirme.

    Hace unas dos semanas una amiga me dijo que si me hacía un "cambio de look" me iba a animar a cambiar otras cosas, me iba a cambiar el humor. Puede que no sea algo muy profundo, pero a veces lo frívolo le hace bien al ¿alma?

    No se, me volé, aunque empiezo a pensar que puede tener razón. ¿Quien te dice que sólo debamos dedicarnos a "LO IMPORTANTE"? (¿y qué carajo vendría a ser LO IMPORTANTE?) Tal vez un poco de rosa y brillitos de vez en cuando no esten TAN mal.

    ResponderEliminar
  2. Ay, cuantos y cuan buenos temas. Me presto a intercambio de opiniones... a ver qué piensan:

    No quiero que esto suene a auto-complacencia de mi parte. Pero pienso que todo ese mundo al que le decimos "frívolo", es el que transcurre en el plano de lo real. Ahí es donde está la gente y sus humanas preocupaciones, sus carencias, sus alegrías y sus dolencias. Donde están los olores y los colores. Y en general, siento que el excelso mundo de las ideas (si decimos que 'lo profundo' es la antítesis de 'lo frívolo') constituye, a mi juicio un plano que raras veces te da risas, ganas de llorar, orgasmos, o movilizaciones del alma REALES... o más bien, TUYAS... porque al menos en mi caso, si ese mundo me hace sentir algo es casi siempre por empatía...pero rara vez porque sea parte de la realidad fáctica que YO vivo.

    Ojo que no estoy pensando en que un mundo es superior o inferior al otro... pero sí en que hay una diferencia sustancial en el contraste entre "lo real" y "lo ideal". El de las ideas es un mundo que tal vez es el encargado de cosas de vital importancia como darle sentido a la vida (una pavada, eh)... pero... NO es la vida. Es el terreno donde uno se piensa y proyecta, pero no donde uno ES.

    Si quiero seguir achicando la concepción, para mí, tal mundo ideal es el formal... en el cotidiano están los zapatos, los miedos que no necesitan ser justificados, las vergüenzas, mucha bipolaridad sana...y es donde también está uno.


    Ay, me emocioné mucho con el tema.. jaja. Antes de que me echen por pesada, cierro con una frase obligada:
    "No legislen más mi vida,
    todas mis ideas, mis creencias,
    se chocan y se anulan entre sí,
    no hay caso:
    todos tenemos los pies de barro"

    ResponderEliminar
  3. Uy, uy , uy. Qué bueno se puso esto. Ojalá sigan creciendo los comentarios entorno al tema. La verdad es que ya se lo dije a Irene y ahora, ya que sigo con la misma línea de opiniones, aprovecho para decir acá que WOW, es estimulante lo que ambas plantean. "Quién te dice que sólo debamos dedicarnos a "LO IMPORTANTE"? (¿y qué carajo vendría a ser LO IMPORTANTE?)", "...el mundo de las ideas constituye un plano que raras veces te da risas, ganas de llorar, orgasmos, o movilizaciones del alma REALES... o más bien, TUYAS".
    Waaaaaaaaa!!! Me da risa y me lamento de nuestro monotematismo a veces; esto se parezca a una charla de viejas de 80 años que no pueden superar el tema del aumento de la carne, las papas o lo que sea. Y daaaaaaaaale que va, que volvemos a lo mismo (abténganse de pensar en el E.R.)(y no lo escribo porque ya es herejía): no son más que represiones. No se supone que una vez llevado a la conciencia debería superarse el trauma?? Qué carajo estamos haciendo mal? Qué parte no entendí? De qué me perdí? xD JAJAJAJA.
    Habrá que abandonar el barco un poco más seguido pues??? (ver: http://primalimon.blogspot.com/2010/01/para-de-hablarrrr.html)
    Ahora me siento empantanada en mis propios pies...

    ResponderEliminar
  4. Son unas malcogidas.
    Firma: Primo Toronja.
    (?)

    ResponderEliminar
  5. Brenda, no puedo explicarte lo mucho que concuerdo con vos. Reconozco que a veces me(nos) es más fácil resguardarnos en el mundo de "lo ideal" para no ocuparnos de cosas más cotidianas, y (las más de las veces) más importantes.

    Mi oposición frívolo-importante se refería fundamentalmente a la cuestión estética, no a las cosas de todos los días, como los mates con bizcohitos o asados con chamamé entrerriano (cosas que me dan una felicidad indescriptible)(GORRRRRRDA!).

    Y Julia, no se lo de la superación del trauma. Yo VIVO auto-analizandome y llevando cosas a la conciencia, pero ahí se termina mi camino. Del dicho al hecho...(estas cosas nunca son fáciles)

    Yo también termino con una cita obligada:
    "Como siempre, lo urgente no deja tiempo para lo importante"

    (en este caso, y para mí, lo importante es lo que generalmente se llama "las pequeñas cosas de la vida")

    ResponderEliminar
  6. emmm no se, en un tiro me mareee...

    gracias por tu comentario deveno (divino) en mi blog.

    y...

    CERRRVEZAAAAAAAAAAAAA YO TE QUIEROOOOOOOOOOO

    ResponderEliminar
  7. Jajajajaj. La venganza será terrible. Y serán cervezaSSSS. xD

    ResponderEliminar
  8. Sí, las pequeñas cosas son primordiales, obvio. Pero tanto esas como las grandes cosas de la vida también creo que también están en el plano de lo real. Pienso que si yo tuviera aviso de muerte y un tiempo de reflexión previo, seguramente me acordaría de ESAS cosas, y bastante, bastante menos del mundo ideal... es así.

    Ah, y por qué no salimos del tema... qué se yo.
    Sólo sé que, si vamos al caso, las papas no paran de aumentar su precio!!! jajajaja. Así no hay manera... la cultura nunca me dio tregua.

    ResponderEliminar
  9. ¿Heyyy qué les pasa con el mundo ideal?...jaja. Yo me he reído leyendo a Platón, me he entristecido también...no se me murieron las sensaciones por pensar en el mundo de las ideas. Entiendo que se refieran a la cuestión de que cuando se postula al mundo ideal como lo más elevado, necesariamente, se defenestra lo fáctico y lo físico y lo efímero. Para mí la justa ¨solución¨ sería hacer nuestros propios ideales. De todas formas me parece que se está confundiendo ¨frívolo¨ con ¨real¨.
    Espero debate...

    ResponderEliminar
  10. Claro, a eso apunto: no quiero poner un "mundo" encima del otro, sólo estoy queriendo revalorar al que injustamente se llama frívolo :)... creo que debieran ser más bien dos opciones, no dos niveles.

    Con respecto a lo de real/frívolo... sí, puede que haya cosas que no hayan quedado claras porque tampoco puedo ser demasiado exacta en cuanto a definir ciertos asuntos (si es es posible alguna definición de “lo frívolo” –¿qué es?, ¿para quiénes?-, y lo “elevado” –nuevamente ¿qué?, ¿para quiénes?-). Pero tampoco estoy diciendo tajantemente que las ideas no son reales: no tendrán una corporeidad material pero sí una existencia, claro está.

    Lo que sí registro y a lo que me refiero para hablar de “dos mundos” es que hay una cuestión ligada a "lo propio": siento que lo real tiene más que ver con “lo real de uno”, lo cotidiano que se transita, en lugar del brillo de algunas formas/productos de razón, especialmente las ajenas (me suenan más a fantasía que a fáctico). Y acá comparto eso que decís de "hacer nuestros propios ideales": sería una mixtura ciertamente más equilibrada de la cuestión.

    Igual, sigo percibiendo una especie de ruido en esta relación entre “lo fáctico” y “lo ideal”… siento que el mundo de las ideas NO es la vida, sino otra instancia, un producto de ella o de la figura “humano”, directamente… ¿será entonces que se puede hablar de artificial y natural? O de nativo y extranjero. Creo que hay una energía así, flotando en todo esto… las cosas que llamo “reales” tienen esa energía de lo natural-nativo.

    También creo que habrá alguna clave en la cuestión temporal: Ayer y Hoy, suenan a real. Mañana, los pasados inventados y los presentes distorsionados, están en el mundo de la fantasía.


    PD: Qué quilombo. Jajajjaja. Besotes, muchachas!

    ResponderEliminar
  11. Hasta CIERTO punto en lo que decís te avalaría Nietzsche (ninguna pavadita).Yo estoy de acuerdo con la escisión real/ideal, y con que, probablemente, la vida está en la primera (aunque me reservo mis mezclas). Pero no estaba de acuerdo con la cuestión de que esto fuera así por lo ¨ajeno¨ vs ¨lo propio¨; bastaba con hacer nuestros propios ideales y se ¨solucionaba¨ todo. También me pareció que suscita problemas homologar frívolo/real, ya que el argumento me sonó así:
    lo real vale la pena
    lo frívolo es real
    luego, lo frívolo vale la pena.

    Cuando decís que lo frívolo forma parte de lo real, ESO es cierto...pero sólo forma PARTE de lo real ...no es LO real por antonomasia.
    Hay cosas no frívolas dentro de lo real, tal vez todo lo frívolo sea real pero no todo lo real es frívolo. Así, Nietzsche reivindicaría lo real, los apetitos, lo fáctico, etc; pero no está pensando en que hablemos de zapatos (ahí la cuestión muy distinta).
    Un POCO de frivolidad se perdona...pero ya mucha frivolidad ...hay que hacerse amiga de Paris Hilton y no de Julia....(ni de uds, que supuestamente quieren reivindicar a la frivolidad cuando se ponen a reflexionar sobre ella , o sea, una neta contradicción!!)
    Son todas unas no frívolas... no me jodan

    Besos!!

    Entiendo que no planteas superioridad de uno sobre otro.

    ResponderEliminar
  12. Dios mío... he creado un monstruo! Y pensar que casi ni largo este post... Jajajaja. Y yo ni ganas de entrar en el debate como verán, ni ganas de pensar... Estaré siendo parte del mundo "real"?? (?) xD

    ResponderEliminar
  13. Uffff, esto va más allá de mis capacidades un sábado a la noche (y cualquier día de la semana también).

    Insisto en aclarar que nunca fue mi intención comparar lo frívolo con lo real, si es que eso es lo que está en discusión aquí.

    Mi comentario iba al caso en particular; era mucho más una respuesta a la srta Prima Limón que al post y lo que, a grandes rasgos, quise decir fue: Quién te dice que ocuparse de la estética personal sea algo "malo" o, en todo caso, inservible.
    Mi reacción iba a cierto pseudo-intelectualismo autocomplaciente que califica el "estar a la moda" u ocuparse del cuerpo como un signo de frivolidad y "huequismo" (si me aceptan el término poco ortodoxo), y que la definen como algo que está muy por debajo del nivel de sus intelectos.

    Más vale que la vida se vive (valga la redundancia) en lo real, y más vale que allí está lo frívolo, lo lindo, lo feo, lo grande, lo chico, lo cotidiano y lo no tan cotidiano. Las cosas que te movilizan y las cosas que no te mueven un pelo.

    El resto, insisto, va más allá de lo que mi cabeza puede procesar un sábado a la noche.

    ResponderEliminar
  14. Asi que te provoca una suertedecontradiccionvomitiva q no te importe lo q piensen los demas y al mismo tiempo que te condicione tanto el 'que diran'?
    te diria q yo pense q era el unico, pero para que mentirte? yo sabia q habia mas.

    para mi q somos de un planeta chiquitito q daba vueltas alrededor de krypton y q exploto x boludo, wrong time wrong place (q loco, a mi no me gusta superman)

    ResponderEliminar