sábado, 27 de marzo de 2010

Hay algo
que me da vueltas
y me da vueltas
en la cabeza
y a la vez,
por fuera de mí,
me cerca.



Peeeeero....
YO
NO PEDÍ IR A UN PARQUE DE DIVERSIONES.
L
inda forma esa...


de ver la vida


y de vivirla
pero
sólo
si
no te das cuenta

de que es un bosque redondo, redondo
donde el claro,
que siempre parece nuevo,
es siempre el mismo.

“Uno tiene la misma forma de goce a lo largo de toda su vida”
y es así
como pasas a ser
un dragón
que se muerde su propia cola

volviendo siempre
a vivir siempre
en el mismo claro
del bosque siempre
redondo siempre.

¿Quiero el peso en mí?
¿Quiero estar a centímetros del suelo?
¿O quiero un baile aéreo?

¿Puedo elegir
cuando sé que no soy más
que un reptil que se muerde
y vive
en el claro de un bosque redondo, redondo
del que nunca sale?

Estoy/ás condenada/o
a no salir
de ser yo/vos
en todas mis/tus formas preestablecidas,
y volver
al mismo claro del bosque
a gozar
en mi/tu única forma preestablecida
que es
volver al papel
casi por compulsión
a quejarme/te de lo mismo
mientras pasan los años.


"Dragón" - Escher


miércoles, 24 de marzo de 2010

Una semiosis

Ay. Empecé por Kundera, me fui hasta Castaneda... Al* me siguió en el delirio y terminé leyendo sobre enteógenos, tensegridad, Krion, niños índigo, Mesmerismo, Hermes Trimegisto, Gurdjieff, Krishnamurti, reencarnación, ascensión, respiración profunda (de nuevo) y telequinesis.

Ahora, casi con convulsiones, les digo: cuidado con la semiosis ilimitada.

lunes, 22 de marzo de 2010

Otoño

El otoño es una segunda primavera en la que cada hoja es una flor.

Albert Camus

Ok. Los traje engañados con un título y una cita - genial y de un genio - que nada tienen que ver con este post. En realidad, ayer pensé: "Bueno, empezó el otoño y empezó como debía, bien otoñalmente. Tengo que escribir algo sobre eso". Pero saben qué? NO SE ME OCURRE. Así que se joden queridos hermanos que se encuentran reunidos hoy aquí para celebrar esta misa en honor a San Otoño, a quien debemos venerar por el mérito de haber llegado justo a tiempo, el 21 de marzo (?).

En cambio, traigo otra bizarreada de la vida cotidiana: "Gente" que vendió su primogenitura por un plato de lentejas... OMG... (??????????)




PD.: Hay muchas cosas en "borrador" en mi escritorio de blogger... Peligro inminente. Es sólo un aviso... para que no crean que perdí la chispa (?). (Atajate sola cuando puedas).

jueves, 18 de marzo de 2010

No es

Tu espíritu aventurero y explorador te hizo querer meterte donde no debías. Quiso hacerte explorar otros reinos haciendo beneficencia y NO, no es lo que debías.
Tu espíritu solidario y paciente te hizo querer meterte donde no debías. Quiso hacerte alegrar almas tristes con tu vuelo mágico y NO, fue sólo gasto de energía.
Tu espíritu eléctrico y colorido te hizo querer meterte donde no debías. Quiso hacerte pintar murales en pechos blancos y vastos muy lejanos al tuyo y NO, no es lo que debías.
Tu espíritu de Rem y SolM te hizo querer meterte donde no debías. Quiso hacerte llevar el éxtasis y musicalizar tierras lejanas donde habitan sordos y NO, no es lo que debías.



(Me cago en tu espíritu)

Poesía accidental?

Casualidad o accionar del inconsciente?




lunes, 15 de marzo de 2010

Miedo a la idiotez

Sin lugar a dudas el miedo a la idiotez es uno de los miedos más idiotas y más comunes.Uno busca no rodearse de gente idiota; cataloga y juzga todo el tiempo a la gente que tiene al lado, con quién se mete a hacer proyectos, con quién sale los fines de semana, con quién estudia, con quién charla en la vereda, con quién sale a dar una vuelta, con quién se acuesta, con quién intercambia ideas. Uno no se da cuenta -o prefiere obviar la posibilidad- de que uno puede ser el idiota más grande de todos. A veces se persigue y piensa: "¿Qué pensará de mí ese idiota? ¿Soy tan idiota como él? ¿En qué grado de la escala de idiotez estamos parados yo y él? ¿Cómo me verán los otros idiotas si me junto con este idiota en particular?¿Quién me juzgará como súperidiota? ¿Quién soy yo para andar juzgando a "equis" gente de idiota? ¿Qué hace que los juzge como tales? ¿Qué parámetros utilizaran los que me catalogan de idiota a mí?"... Y así el torrente de preguntas te licua el cerebro, hasta que te das cuenta de que todos somos idiotas para alguien y es ahí donde entramos en el tema de "la mayoría representativa". Si más del 50% de personas que te conocen te consideran un idiota, probablemente lo seas. El tema es que nunca te vas a enterar del porcentaje. Y yo tampoco. Así que esta es una de las pocas veces en las que voy a aceptar las cosas dadas y tratar de pensar menos, que tampoco es tan difícil darse cuenta de que quien tenés al lado te valora. Y yo hago lo mismo.

jueves, 11 de marzo de 2010

Hormonal

Debe haber algo
hormonal
que le avisa al mundo
que estoy débil.

Tengo miedo
miedo
miedo
de quedarme llorando
dormida
y que algún ave de rapiña
me arranque un pedazo de carne.

martes, 9 de marzo de 2010

Sola, cómoda, fría.

Ok. El domingo desvarié y es por eso que estoy en Marcos Juárez. A las 4 de la tarde, con una mochila más que liviana, el 101 me llevó a la terminal de Rosario y de ahí tomé un cole a las 4.30. Era un "cama", por error... pero qué comodidad. Igual fue un viaje de mierda... sola, cómoda, fría, sin mi mp3 (hace un mes que no lo encuentro... para no decir que lo perdí :( ) escribiendo cosas truchísimas en mi cuadernito acompañante hasta que me llegó la náusea y lo cerré para intentar dormir.
Arribé a las 6.30 pm a mi ciudad natal y madre me fue a buscar. Llegué a casa, me descalcé, fui al patio, sentí el césped y me sentí viva otra vez y con ganas de estarlo. Mi perro me habló y tuvimos una charla más que interesante sobre aviación, tirados en el pasto. Tomé chocolatada y comí mil galletitas dulces sin darme cuenta de que no me agradan las galletitas dulces hasta que llegó el empalague. Toqué la batería media hora. Volví a sentir esa sensación oceánica. Estuvo bueno, estuve conforme. Leí un rato, comí un lomito (bah... medio, con papas fritas...), miré una película. Computadoreé (he aquí el nacimiento de un nuevo verbo), me fui a dormir, escribí alguna pelotudez.
Amanecí a las 10 y me bañé. Perdí la poca mañana no sé en qué. Almorcé. Perdí la hora de la siesta no sé en qué. Leí. Salí a hacer cosas en la bici a las 5.30 pm. Ayyyyyy qué maravilla el aire sobre ruedas! Sobre todo cuando empezó a bajar el sol. También caminé un par de cuadras en el centro, sentí olor a Marcos Juárez y extrañamente fue bueno. Y observé el viento eterno de Alem y 1º de Mayo: ¿Alguien lo habrá notado? Yo creo que sí. En esa esquina nunca para el viento. Siempre existe, aunque no esté en ninguna otra parte del país. Si usted quiere viento, visite Alem y 1º de Mayo, Marcos Juárez, Córdoba, Argentina. Siendo más específicos, podría decirse que es media cuadra de viento... entre 1º de Mayo y Belgrano. Te cuento un secreto: Si venís del norte y estás por llegar a 1º de mayo el viento te empuja, te tira para atrás. Lo mismo si venís del sur. Una vez que pasas el punto crítico, el viento te acompaña y hace fuerza para que te vayas.
Volví a casa para un descanso antes de ir al Ferri's Mobile Studio. Sonó "Sorteo". Y sonó bien. Otra vez sobre dos ruedas yo sé, estoy convencida, de que algún día voy a salir volando.



miércoles, 3 de marzo de 2010

Una propuesta más que indecente

Te propongo algo: Vas a guardar silencio. Vas a tener paciencia. Mejor: ni siquiera vas a requerirla en absoluto, porque vas a desinteresarte enteramente. Vas a dejar correr sus días, vas a llenar los tuyos. Vas a dejar ser sus ganas, vas a saciar las tuyas cuando quieras. Vas a vivir tu vida, con tus tiempos y tu horario, y que los demás sean "tiempo libre, de recreación y descanso", pero del que escasea. Te vas a sacar esa astilla invisible a fuerza de vida! Te vas a henchir el corazón de duraznos, pimientos y limones, y que los demás se coman la piel, a ver cómo les cae... Vas a programar tu reloj. Vas a programar tu reloj independiente. Vas a programar tu comida, tu música y tu sueño. Vas a desprogramar tu apariencia, tu actividad social (la poca que queda...) y tu sexo. Vas a desprogramar tu aseo. Vas a cocinar. Vas a respirar y caminar Rosario. Vas a comerte la luz de la mañana temprano, en cualquiera de sus formas. Vas a acariciar hasta excitarte las noches, en cualquiera de sus formas. Vas a tomar jugo de naranja. Mucho. Vas a leer. Vas a tocar. Vas a escuchar y ver con tu capacidad impar pero bien capaz. Vas a escuchar lo tuyo, lo verdaderamente tuyo desde/hasta el alma. Vas a ver y plasmar lo verdaderamente ajeno desde/hasta tu alma. Vas a saturar los colores. Vas a dejar la cárcel de sus palabras a través de una pantalla. Vas a dejar la cárcel de sus palabras. Vas a dejar su cárcel. Vas a dejar su cama. Vas a vibrar, hasta el último pelo... y son muchos. Vas a vibrar. Vas a extasiarte y explotar como una manzana, dulce y arenosa. Que raspa.
Vas a dejar de reptar.

Mirá cómo